ASPYME
Noticias

El Gobierno estudia cómo incentivar la jubilación activa para algunos colectivos

5 de Diciembre del 2018


El Gobierno estudia cómo incentivar la permanencia en el mercado de trabajo más allá de la edad legal de jubilación, mediante la jubilación activa, compatibilizando salario y pensión, sobre todo en colectivos que llegan a ese momento en unas condiciones más livianas.

En declaraciones a los medios, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha asegurado que el Gobierno está buscando una forma más flexible de conseguir que la gente se jubile más tarde.

Esta flexibilidad, ha añadido, hay que empezar a aplicarla a los que tienen edades de jubilación más livianas, no los que las tienen peores, los que hacen trabajos manuales, hacen actividades que requieren mayor esfuerzo físico o tienen menos esperanza de vida.

Actualmente es posible acceder a la jubilación activa ejerciendo una actividad laboral por cuenta propia, siempre que los ingresos no excedan el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), al tiempo que también se puede compatibilizar una pensión de jubilación con un trabajo a tiempo parcial.

Granado ha apuntado que las reglas de compatibilidad en España son muy duras y tenemos que hacer una reflexión profunda sobre cuáles son adecuadas para que el sistema de pensiones no tenga problemas y permita la entrada de los jóvenes en el mercado de trabajo.

Estamos intentando buscar una forma más flexible de conseguir que la gente se jubile más tarde, ha dicho Granado, quien ha dejado claro, que no va a defender que la gente se jubile cada vez más pronto.

Asimismo, dice sentirse orgulloso de haber sido el autor del alargamiento a los 67 años de la edad de jubilación, aunque aún se han implantado sólo seis meses, al tiempo que ha añadido que tratar de ampliar aún más esa edad legal sería un error.

También ha hecho mención a la norma que prepara el Gobierno para permitir al empresario rescindir la relación laboral de un trabajador sin indemnización, siempre que haya cumplido una edad que le permita jubilarse con el cien por cien de su base reguladora, tras haber completado la carrera laboral en tiempos y en cotización.

Granado asegura que a la Seguridad Social que esta norma exista o no le es indiferente, porque ahora no existe y el gasto de las pensiones sube lo mismo que lo haría si existiera, ya que dice que la gente se jubila cuando quiere, y suele querer cuando puede.





Planes de pensiones, donaciones... Consejos para reducir la factura fiscal en la próxima Declaración de la Renta

4 de Diciembre del 2018


A falta de un mes para terminar el año, conviene pararse a analizar los ingresos y gastos que se han tenido durante 2018 y decidir si es buen momento para aumentar la aportación a su plan de pensiones o de amortizar hipoteca y poder agotar los límites para la deducción por adquisición de vivienda.

Para los jubilados es importante tener en cuenta que 2018 es el último año para que los contribuyentes que se jubilaron antes de 2010, incluido, se apliquen la reducción del 40% sobre las prestaciones correspondientes a aportaciones realizadas antes de 2007. Hasta el 31 de diciembre también podrá aplicar este régimen transitorio los jubilados en el ejercicio 2016.

Los especialistas en fiscalidad recomiendan tomarse su tiempo y tener en la cabeza las cinco cosas para reducir la factura fiscal: planes de pensiones, deducción por comprar vivienda, donativos, la inversión en nuevas empresas y compensación de pérdidas y ganancias.

Hacienda permite deducir parte del dinero que se haya invertido en un plan de pensiones hasta un máximo que será la menor de estas dos cantidades: 8.000 euros o el 30% de nuestros rendimientos netos del trabajo.

Aunque la deducción por compra de vivienda habitual fue eliminada, los contribuyentes que compraron antes del 1 de enero de 2013 seguirán disfrutando de su derecho a la desgravación. Pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros.

Una de las novedades que incluyó la última reforma fiscal fue la posibilidad de aplicarse una deducción del 30% por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación de las cantidades satisfechas en 2018, sobre una base máxima anual de 60.000 euros, sin que formen parte de dicha base los importes respecto de los que practiquen alguna deducción establecida por una Comunidad Autónoma. Uno de los requisitos que se deben cumplir es el mantenimiento mínimo de 3 años, transcurrido el cual, si se transmiten, no hay que tributar por la ganancia patrimonial que se produzca a condición de reinversión en participaciones de la misma naturaleza y que para quedar exentos del gravamen de la plusvalía es imprescindible haber aplicado esta deducción por inversión.

De los donativos se podrá deducir el 75% de los primeros 150 euros. Los 150 primeros euros de donativos se eligen respecto del total de las donaciones que haya realizado en el mismo ejercicio a una o varias entidades. El resto de las donaciones que superen los 150 euros dan derecho a deducir el 30% del importe donado.

Las ganancias o pérdidas patrimoniales que hayamos podido generar en 2018 con la venta de acciones, ETFs, derivados, divisas, fondos de inversión o inmuebles las podemos compensar entre sí, y lo mismo sucede con las rentas que nos hayan podido producir el resto de productos financieros que se integran en la base del ahorro. Y además se puede recuperar las pérdidas generadas en los últimos cuatro años.

Los expertos inciden en que hay que tener en cuenta las rentas que estarán exentas durante el ejercicio y que no tendrán que ser declaradas en la próxima Declaración. Las prestaciones por maternidad y paternidad se encuentran entre ellas, tras la sentencia del Tribunal Supremo.

También estarán exentas hasta 60.100 euros las rentas obtenidas en el extranjero, siempre y cuando se pueda demostrar que fueron realizados ora para una entidad no residente en España ora para un establecimiento en el extranjero de una entidad residente en España.

Otra novedad que se recogerá en la próxima de la Declaración de la Renta será que los contribuyentes que hayan conseguido que les devuelvan los intereses cobrados por cláusulas suelo estarán exentas. Pero si lo habían deducido en años anteriores en el caso del alquiler o deducción por compra de vivienda, el contribuyente tendrá que presentar una declaración complementaria desde la campaña a 2014 hasta 2017, quitando los intereses devueltos.

Novedades para los autónomos

Los empresarios y profesionales que trabajan en casa, este año, por vez primera, van a poder deducir con cierta seguridad los gastos de suministros (agua, electricidad, gas, telefonía o Internet). Sobre la parte del gasto que corresponda a los metros cuadros que proporcionalmente dediquen a la actividad, podrán aplicarse un 30%.
Asimismo, podrán deducirse, con límites, los gastos de manutención, realizados en el desarrollo de su actividad, si se producen en establecimientos de restauración y hostelería y se abonan con tarjeta. Los límites de la deducción se sitúan en 26,67 euros al día si no se pernocta en España y de 53,34 con noche incluida. Si los gastos se incurren en el extranjero se sitúa en 48,08 euros sin noche y de 96,16 euros con noche.

Ventajas fiscales para los mayores de 65 años

Los contribuyentes que han cumplido los 65 años no tendrán que tributar por la plusvalía generada por la venta de su vivienda habitual. No es necesario reinvertir el importe obtenido en la transmisión en ningún otro bien. Si en lugar de la vivienda habitual se transmite otro elemento patrimonial, tampoco se tributará por la ganancia obtenida si el importe total se destina a la constitución de una renta vitalicia asegurada, con un límite máximo de 240.000 euros, antes de que transcurran 6 meses.
Si se acerca el momento de la jubilación y se plantea la posibilidad de rescatar el plan de pensiones, es importante señalar que, si se rescata en forma de capital, se puede disfrutar de una reducción del 40% sobre las prestaciones correspondientes a las primas satisfechas con anterioridad al año 2007. En cambio, si se rescata el plan en forma de renta, no se podrá aplicar dicha reducción.





Hacienda dice que también pretende devolver el IRPF de las bajas de paternidad

3 de Diciembre del 2018


La ministra de Hacienda, Montero, ha anunciado ante periodistas en el Congreso de los Diputados que la Agencia Tributaria devolverá también el IRPF por el permiso de paternidad a los progenitores que lo soliciten al haberse cogido la baja en los últimos cuatro años. El reembolso, que dictó una sentencia del Tribunal Supremo hace varios meses únicamente para las bajas de maternidad, se ampliará así para estos supuestos.

La Agencia Tributaria ya está ultimando los detalles de la medida, habiendo cruzado los datos de beneficiarios con la Tesorería General de la Seguridad Social y ahora se encuentra puliendo la parte tecnológica y digital del proceso, que se hará por medio de un formulario único a Hacienda, por lo que no habrá que pedir ningún otro al Ministerio de Trabajo. Según sus previsiones, para primeros de diciembre puede estar listo el procedimiento.

La Seguridad Social estaba ya dejando de retener el IRPF a las prestaciones por maternidad a los madres y padres (recordemos que se pueden coger hasta 12 semanas de maternidad que se pueden repartir entre los cónyuges), pero Hacienda aún no había fijado el criterio para decidir qué hacer con los permisos de paternidad, previsiblemente esperando que se pronunciara el Supremo al respecto. Asesores y fiscalistas esperaban que, lógicamente, el tribunal se inclinara a favor de devolver también el IRPF a los permisos de paternidad, ya que el sentido es el mismo que dictó la sentencia el pasado mes de octubre sobre las prestaciones de maternidad.

De hecho, si no se devolviera el IRPF a los permisos de paternidad, se podían dar casos de que cónyuges homosexuales masculinos no pudieran pedir el reembolso del impuesto por la baja cogida al adoptar un hijo mientras que una pareja de lesbianas sí tendrían derecho a la devolución por maternidad, apuntan estos asesores, además del dispar tratamiento fiscal entre ambas prestaciones.

Montero ha movido ficha antes y ha aclarado que el reembolso también beneficiará a los padres en esta situación. El Fisco calcula que la devolución del IRPF de los permisos de maternidad ascenderá a 1.200 millones de euros y beneficiaría a 1,1 millones de personas, aunque el sindicato de Técnicos de Hacienda rebaja esta estimación a 266 millones de euros e beneficiaría, según sus números, a algo menos de 200.000 padres y madres.

La razón de esta diferencia es que la mayoría de los progenitores ganan sueldos bajos, por lo que al no pagar IRPF no se les efectúa devolución alguna. La devolución del permiso de paternidad puede beneficiar a entorno 800.000 padres, si bien desde el Ministerio aún carecen de una estimación sobre a cuánto asciende el reembolso de lo tributado por el permiso de paternidad.

Intereses de demora, según el caso

Las madres y padres que lo soliciten, además, tendrán derecho a recibir intereses de demora de Hacienda. No obstante, esto solo se producirá en los casos en los que en la declaración de la Renta correspondiente, al afectado le haya salido a ingresar, como han aseverado en unas jornadas tributarias los asesores fiscales del Consejo General de Economistas agrupados en el REAF. Los que tuvieron un resultado a devolver, no podrán beneficiarse de estos intereses extra abonados por Hacienda.






 
©2014 ASPYME Integral S.L. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal. Diseñado por SMIPro & Raquel_EF