ASPYME
Noticias

Modificar una declaración de la renta ya presentada

19 de Agosto del 2019


Si ya has presentado la declaración de la Renta, pero has detectado errores u omisiones de forma posterior, es posible cambiar los datos. Así, el contribuyente puede solicitar la rectificación de su autoliquidación accediendo otra vez a su expediente de Renta y marcando la casilla 127. Esta petición tiene el objetivo de iniciar un procedimiento de rectificación de una autoliquidación de 2018, por resultar una cantidad a devolver mayor a la solicitada en principio o un importe a ingresar menor. La Agencia Tributaria subraya, por otro lado, que también se puede recurrir a esta opción en caso de que sea necesario informar de un dato que no afecta al resultado final de la declaración.

Además, en el caso de que los errores en declaraciones ya presentadas hubieran conllevado la realización de un ingreso inferior o una devolución superior a las correspondidas legalmente, estas deberán regularizarse mediante la presentación a través del programa Renta web de una declaración complementaria.

La rectificación de la autoliquidación podrá realizarse siempre y cuando Hacienda no haya practicado liquidación definitiva o liquidación provisional por errores y omisiones. Tampoco puede haber transcurrido el plazo de cuatro años desde el día siguiente a la finalización del plazo de presentación o desde el día siguiente a la presentación de la declaración se ésta se presentó fuera de dicho plazo.





Actualización de la aplicación para el cálculo de indemnizaciones

29 de Julio del 2019


La aplicación informática que el Consejo General del Poder Judicial puso en marcha en su página web el 24 de junio de 2016 para calcular las indemnizaciones laborales por extinción del contrato de trabajo incluye dos nuevos supuestos: el trabajo fijo-discontinuo y la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.

El órgano de gobierno de los jueces amplía así la utilidad de una herramienta que está a disposición de los miembros de la Carrera Judicial, abogados, graduados sociales, procuradores, sindicatos, trabajadores, empresas, letrados de la Administración y ciudadanía en general y que proporciona seguridad jurídica, ya que si bien sus resultados no son vinculantes posibilita conocer la indemnización que corresponde a cada contrato según las causas de extinción tasadas por la ley y con base en la vigente doctrina jurisprudencial que la interpreta.

La aplicación ya permitía calcular la indemnización por, entre otras causas, despido improcedente, extinción del contrato por voluntad del trabajador, extinción por causas objetivas, despido colectivo, movilidad geográfica, modificación sustancial de condiciones de trabajo, etcétera; e incluye ahora dos nuevos supuestos que afectan a cientos de miles de trabajadores.

Fijos-discontinuos

El trabajo fijo-discontinuo se caracteriza por la existencia de una necesidad de trabajo de carácter intermitente o cíclico, en intervalos separados pero reiterados en el tiempo y dotados de cierta homogeneidad. Es el caso, por ejemplo, del personal de las estaciones de esquí, los socorristas de las piscinas de verano, los trabajos de recogida de fruta de temporada, la prestación de servicios durante el curso escolar (como los cuidadores de comedor) o los trabajos de temporada turística.

La herramienta informática permite calcular la indemnización tanto de los trabajos fijos-discontinuos concertados para realizar trabajos que no se repiten en fechas ciertas como de los trabajos discontinuos que sí se repiten en las mismas fechas. En cualquiera de los dos casos, debe incluirse en la pantalla el salario regulador y los periodos de prestación de servicios.
Al introducir el salario –diario, mensual o anual- debe tenerse en cuenta que se trata del salario bruto, no del neto, y que si se opta por el salario mensual hay que incluir la parte proporcional de pagas extraorinarias.
También aparece la mención Seleccione y añada rango de fechas hasta un máximo de 30, ya que el cálculo de la indemnización requiere sumar los diferentes periodos de prestación de servicios. Se pueden introducir hasta 30 periodos temporales distintos y, en caso de que se hayan prestado servicios antes y después del 11 de febrero de 2012 –fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 3/2012, que disminuyó la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días de salario por año trabajado-, la indemnización se calcula diferenciando el periodo anterior y posterior a dicha fecha.

Servicio del hogar familiar

El segundo supuesto incluido en la aplicación web permite el cálculo de las indemnizaciones por extinción de la relación laboral de carácter especial del servicio de hogar familiar.
Para ello, hay que introducir en la primera pantalla uno de estos tres datos: el salario correspondiente al último mes trabajado, incluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias; el salario anual resultante de multiplicar por doce la cantidad anterior; o el salario diario, que se obtiene de dividir el salario anual por 365 (o 366 si es un año bisiesto).

La indemnización por despido improcedente, con independencia de cuándo se haya iniciado la relación laboral –antes o después de la entrada en vigor el 18 de noviembre de 2011 del Real Decreto 1620/2011, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar- se calcula conforme a la retribución total pactada, incluyendo la manutención y/o alojamiento.

Además, el artículo 11.3 de ese Real Decreto contempla una causa especial de extinción del contrato del empleado/a del hogar distinta del despido: el desistimiento, que consiste en la voluntad unilateral del empleador de dar por terminada la relación sin necesidad de alegar motivo alguno, siempre que se comunique al trabajador con al menos veinte días de antelación a la fecha prevista de extinción del contrato y se ponga a su disposición, al mismo tiempo, la indemnización correspondiente, que deberá abonarse íntegramente en metálico.

La indemnización por desistimiento se calcula en función del número de años trabajados y es de 12 días naturales de salario por año de servicio para los contratos firmados después del 18 de noviembre de 2011 y de 7 días naturales para los suscritos antes de esa fecha.





Sociedades profesionales

19 de Julio del 2019


En relación con la aplicación de la Ley 2/2007 de sociedades profesionales (LSP):

Concepto de sociedad profesional

Según el artículo 1 de la LSP, deben constituirse como sociedades profesionales las que tengan por objeto social el ejercicio en común de una actividad profesional, entendiendo como tal aquélla para cuyo desempeño se requiere titulación universitaria oficial, o título profesional para cuyo ejercicio sea necesario acreditar una titulación universitaria oficial, e inscripción en el correspondiente Colegio Profesional.

Se entiende que existe ejercicio en común de una actividad profesional cuando los actos propios de la misma sean ejecutados bajo la razón o denominación social y le sean atribuidos a la sociedad derechos y obligaciones inherentes al ejercicio de la actividad profesional como titular de la relación jurídica establecida con el cliente.

Entrada en vigor de la LSP y consecuencias de no adaptarse a la misma

Conforme a lo dispuesto en la Disposición Transitoria primera de la LSP, las sociedades constituidas antes de la entrada en vigor de la ley (15-06-2007), si les fuera aplicable, deberían haberse adaptado a la misma en el plazo de un año desde su entrada en vigor (antes del 15-06-2008).

Transcurrido el plazo anterior sin que ello se hubiera producido, no se inscribirá en el RM documento alguno de la entidad.

Pero es más, transcurridos 18 meses desde la entrada en vigor (15-12-2008) sin que tenga lugar la adaptación y su presentación en el RM, la sociedad queda disuelta de pleno derecho, cancelando inmediatamente de oficio el registrador los asientos correspondientes a la sociedad disuelta.

Situación de las sociedades constituidas antes de 15-06-2007

En aplicación de la citada Disposición Transitoria y de la doctrina emanada de la Dirección General de Registros y del Notariado (ver, entre otras, Resolución de 18-07-2018, BOE de 07-08-2018), si una sociedad tiene en su objeto social alguna actividad profesional y no se ha constituido como sociedad profesional, el registrador podrá no inscribir algunos documentos que se presenten para ello, disolverla de pleno derecho y cancelar de oficio los asientos correspondientes.
Sin embargo, ello no debe de ser un obstáculo para la práctica de asientos posteriores (la personalidad jurídica de la sociedad no se ha extinguido aún) como pueden ser los correspondientes a su reactivación.

En caso de que los socios no quieran liquidar la sociedad, deberán reactivarla, para lo que pueden optar por dos posibilidades:

• Tomar el acuerdo de adaptarse a la LSP para lo que, entre otras cosas, el único objeto social tiene que ser el ejercicio de una o varias actividades profesionales.
• Tomar el acuerdo de que se trata de una sociedad de medios o de comunicación de ganancias o de intermediación y explicitar que no es una sociedad profesional
Situación de las sociedades constituidas después de 15-06-2007

No se ven afectadas por la posibilidad de ser disueltas de pleno derecho y podrán mantenerse como sociedades no profesionales pero sería conveniente que, por acuerdo de la Junta General, se hiciera la manifestación de que no son sociedades profesionales y definirse como sociedad de medios, de comunicación de ganancias o de intermediación.

En resumen

Las sociedades no profesionales constituidas antes de 15-06-2007, que su objeto social comprenda el ejercicio de actividades profesionales, deben de optar por: uno, modificar los Estatutos sociales para cumplir los requisitos de una sociedad profesional y que figure como tal en el RM, y registrarse también en el Colegio o Colegios que correspondan a la actividad o actividades realizadas; o dos, modificar el objeto social para definirse como sociedad de medios, de comunicación de ganancias o de intermediación, manifestando expresamente que no es una sociedad profesional.







 
©2014 ASPYME Integral S.L. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal. Diseñado por SMIPro & Raquel_EF